Un bar de los de antes, un bar de carretera

Aquel era el típico bar donde un buen día,

el diablo se paró atomar un vino y por un momento se sintió a gusto,

un lugar en el cual solo encuentras hombres y no te mueres del susto,

un lugar detrás de aquel arbusto,

el típico lugar donde paran los camioneros a comer y beber y todo está a su gusto.

.

En aquel lugar solo encontrabas hombres,

hombres de otra casta,

hombre robustos,

el típico lugar donde te puedes emborrachar tranquilo

porque sabes que siempre te encontraras un amigo,

que te acompañe en tu hazaña,

en tu andanza,

un amiga que te recoja del suelo cuando quiten la música y se acaba la danza.

.

Aquel bar era casi como un supermercado,

de allí podías salir con comida, bebida, tabaco, un regalo para tu esposa,

y el último disco que haya salido al mercado.

Como si fuera un corte ingles,

pero de barrio,

donde los hombres bebían y las mujeres hablaban en el patio.

.

Aquel lugar me enamoro en cuanto conecte con su ambiente,

allí cualquier hombre tenía derecho a hacerse el valiente,

porque en eso consistia el pacto secreto que aquellas paredes escondían,

en mantener viva la esencia que antaño al hombre definía.

.

Allí me encontraras a mi vida mía,

bebiendo cerveza y fumando tabaco,

si decides buscarme algún día.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s