En el mar de lo incandescente

El silencio se hace artificie de tu presencia,

el hormigón me asfixia,

la cuidad me engulle,

los semáforos en rojo agotan mi paciencia.

.

Cuando te das de frente con la realidad,

y el ayer se convierte en la impotencia del ahora,

ni dos jóvenes de bella sonrisa calman la ansiedad,

de la presión y lo demasiado grande.

.

Me engañas y observo como lo haces,

pero vuelvo a ti para superar este dolor en el pecho,

y me relaja vivir tu mentira,

y olvidar lo que fuera se esconde.


AP15

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s