Los dos lados de la luna

Le ofreciste un beso a la luna,

como si fueran dos,

en la lado oscura de la luna solo se veían las pisadas del hombre,

la cara visible de la luna te ofrecía una sonrisa.

Fue entonces cuando el humo de la hierba entró en mis pulmones,

y fue amor lo que sentí en mi corazón,

la locura se convirtió en lógica,

la ignorancia en sabiduría,

y el miedo desapareció.

.

Tenia miedo a la muerte,

y más miedo aún a mi locura,

hasta que me di cuenta de que la muerte es parte de la vida,

y me pregunté si más haya habría algo.

Naufragué entre mi sabiduría, mis miedos y la droga,

y me di cuenta de que no estaba solo,

los olvidados de Dios nos refugiamos todos bajo el mismo techo,

y somos unos cuantos los que estamos condenados.

.

Imaginé que más halla de los espejos habría un lugar,

en donde se pudiera echar atrás en el tiempo

y corregir los errores de antaño,

volver con los viejos amigos

y no caer nunca en el olvido.

Pero los sueños sueños son,

y yo ya ni duermo,

rendirse es lo único que no esta permitido,

sino señores, hagan juego sucio.


luna

Fotografia de Rocio Pardos

Anuncios

2 comentarios en “Los dos lados de la luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s