Tequila, sal y limon

– 3 cervezas, 1 cubata y 2 chupitos, uno para ti y y otro para mi.

– ¿Tequila?

– Solo si me dices tu nombre…

Y nuestros labios se unen por un instante y acaricio tus labios y saben a mermelada.

– Ven, acércate. Sazonaré con sal tu cuello y te pondré el limón en la boca.

 

Tequila de trago,

ella se estremece mientras le chupo la sal del cuello,

acaricio su cara, meto la lengua en su boca,

nos besamos,

la barra nos separa pero la pasión nos une,

me acaricia,

del limon ya no se acuerda nadie,

jugamos,

tengo que seguir trabajando.

 

– Gracias preciosa.

– Gracias a ti guapo.

 

Son las 19:00 de la tarde y los camareros empezamos a estar borrachos,

mi turno acaba a las a las 5:00 de la mañana,

el tequila a la nevera donde se guardan las botellas especiales,

y el limón cortado en rodajas finas.

 

Un guillo al compañero,

comienza un nuevo sábado de trabajo en el bar.


defendamos-la-alegria-como-un-principio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s