Náufragos en un mismo mar

Andábamos buscándonos sin encontrarnos,

la veía en los bares, en la calle, en las salas de fiesta,

la veía siempre rodeado de la peor gente,

otra que naufragaba como yo,

agarrándose a cualquier tabla que flotará.

Andaba buscándola hasta que lo comprendí,

ella era la única que encajaba,

ella era mi musa,

ella era perfecta,

perfecta en su juvenil decadencia,

perfecta en su autodestructiva personalidad,

perfecta en su sensual belleza,

perfecta hasta en su forma de morir.

 

Debia ser mía.

 



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s