Borracho de odio

La locura dijo a la razón,

no existe un corazón, que apague esta locura.

Parabellum

Loco de remate y borracho de odio,

ya ni en mi pueblo me aguantan,

mi padre llora,

mi madre me grita,

y mi monstruo me dicta este poema,

dime amor que no existes,

porque me dejaste si ni tan siquiera me conoces,

dime señor de los males,

¿Es el infierno tan duro como la tierra?



 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s